ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

Invoca a soles incendiarios... no hay nada que perder

sábado, 17 de diciembre de 2011
El grupo Amaral ha sido un referente íntimo desde su primer disco, cuando todavía eran algo desconocidos. Por toda una serie de motivos estúpidos y sentimentales, como sincronías en las letras, el hecho de que Eva Amaral adoptara pronto el flequillo como imagen identitaria y no se lo ha dejado largo más nunca (¡flequillos!) o que su segundo disco fuera el regalo que me hice recién salido al mercado, con mi primer sueldo/becaria de periodista (en una revista escribiendo, además). Así que de alguna manera, sus canciones siempre traen vibraciones positivas inconscientes.

Como ha pasado con otros artistas nacionales de los que he intentando declararme "fan" (muy pocos) también los conozco en persona (Eva&Juan) por casualidades del destino y las circunstancias de conciertos en escenarios grandes pero pueblos pequeños.

A partir de su cuarto álbum (Pájaros en la cabeza) empecé a desentenderme, y con Gato Negro, Dragón Rojo parecía que no habían existido nunca, he estado completamente alejada de sus canciones y conciertos.

Justo ahora que vuelvo a escribir, de repente, me vuelven a interesar. Hacia lo salvaje llama mi atención por otra serie de chorradas. Sigue habiendo flequillo; la estética con los dibujos de Borja Bonafuente es genial (yo SÍ me he tragado todos los documentales de bichos de La2 de pequeña, además de pasar meses aprendiendo dibujo artístico haciendo caras de lobos, halcones y caballos salvajes); es autoedición con sello discográfico propio.

Y por supuesto, también he encontrado el correspondiente himno epic Fender, 100% estilo Amaral, con esos acordes en #la tan particulares que me vuelven loca, estén en la canción que estén. Por ahora, Van como locos se lleva el título de canción preferida, mejor que el sencillo. Sin contar con la curiosa sincronía made in Amaral: la canción estaba compuesta mucho antes del 15-M, como han tenido que explicar en tropecientas entrevistas en prensa. Durante su proceso de grabación en el estudio es cuando empezó todo el movimiento por Sol. El resultado es que parece que estuviera dedicada a, pero en realidad no. Cosas de Amaral. Listen and see now.




Comenta algo
Publicar un comentario