ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

29 de febrero

jueves, 1 de marzo de 2012

 
Por fin pasó este mes de febrero bisiesto. Y la manera de celebrarlo ha sido sorprendente. Sin saber cómo, acabé en el último sitio que podía haberme imaginado: recitando.
Sí, bajo los focos. En la noche de Más que palabras, durante el espacio de micro abierto. 
Y casi 15 años después, lo único que se me ocurrió decir fue esto:


29 FEBRERO

Vuelvo.
No sé qué hago aquí sin un folio bien impreso.
Letras a mano que no dicen nada (nada).

Quiero estar aquí para hacer el ridículo
en un día que no existe, fuera del tiempo,
un 29
(de febrero)
un aniversario que te ha soplado Google
¿y sabes de quién?

Vuelvo.
A ponerme un micrófono en los labios
como si eso sirviera
para decir más alto unas palabras,
para decir más alto, no sé,
decir MÁS alto:
vuelve.

Ven: que no tiene sentido.
Te envolveré en mis alas de lujuria
¡ven, que no tiene sentido!
Ahora, dentro, siempre.

Y en la ebullición de esta noche
sabrás que existen miles de infiernos
pero están todos en éste.

Hemos sobrevivido a febrero.


Comenta algo
Publicar un comentario