ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

Todo está en Mountain View

miércoles, 7 de marzo de 2012
Google Headquarters
¡Hola, chicos! ¿Qué tal está el tiempo por California? Mejor que aquí, seguro. Mucho trabajo, ¿no? A ver si quedamos pronto. Un saludo.
Desde Mountain View me han hecho alguna visita esporádica en este año y nueve meses exactos de blog. Nada, poca cosa, apenas hemos tenido tiempo de charlar. Nos contábamos alguna tontería y no se molestaban en ver mi álbum de fotos, teniendo en cuenta además que se lo presentaba de manera coñazo, tipo "mira esta IMG102054-37.jpg o esta otra de playa.gif, o aquella de iconpink.png".

Así manteníamos un contacto mínimo, lo justo que marcan las artes de la diplomacia y educación. Apenas nos acordábamos uno del otro, estos amigos lejanos que de vez en cuando se mandan postales (e-mail suelto o un WhatsApp en fechas señaladas).

Hace una semana y media estuve ocupada con un rastreo concienzudo de las políticas de privacidad y el borrado de todos los datos superfluos en los servicios californianos; aunque tampoco había mucho que borrar, la verdad. Pero lo que suele ocurrir, debieron acordarse de mí entonces y se pasaron para una visita de cortesía.

Llegaron por la mañana, como quien no quiere la cosa. Por la tarde seguían ahí. Llevaban un total de varias horas, con visitas intermitentes a ratos, revisando una a una entradas que ni siquiera recordaba haber escrito. Después se marcharon.

No lo recordaría si no fuera por los extraños cambios operados desde entonces, los últimos seis días. Para mi sorpresa, un aluvión de visitas llega al blog desde lugares raros. Mínimo esperaba alguna tontería, por la decencia última de poner el nombre real de ciertos gráficos, pinturas al óleo o portadas de libros, qué menos. Empezaron buscando fantasmas de viejas, no sé lo que encontrarían exactamente porque no  he hablado de poltergeists. Siguieron con venas gordas coño y porno de viejas. Desde luego, cuánto pervertido. Y selvas salvajes. En fin, para gustos... Luego llegó un aluvión de gente universitaria, buscando algo más normal como piramide de Maslow-pirámide de Maslow-piramide de Maslow en español-pirámide de Maslow original. Mea culpa por dejar el nombre, espero que no se confundan con mi gráfico personal y acabe expuesta en una tesis argentina o colombiana de psicoanálisis.

De la perversión derivó a perturbación, con lectores buscando poemas depresivos, cómo cortarse las venas, quiero cortarme las venas o cómo hago una pirámide de maslow con mi vida (espero que este último NO tome nota de la imagen personal del post citado, porque la lleva clara).

Ya ahí empecé a mosquearme, porque la foto de las venas no tiene nombre ninguno. ¡Hey, californianos! ¿Vuestro bot se leyó el texto completo? Vaya, tanto tiempo sin charlar y ahora prestaban atención...

Lejos de medrar, el tema adquiere tintes surrealistas cuando, hoy mismo, alguien muy cachondo está buscando un ringtones de "ay señor, señor, llévame pronto...". Debería buscar directamente por José Mota Tv / personaje de "la Blasa" y acabaría antes.

La cosa parece que va a degenerar ad infinitum: al darle a vista previa del editor en Blogger, instantáneamente aparecen los californianos por aquí. Qué pesados son. O qué miedo. No sé cuál de los dos opciones más.


Comenta algo
Publicar un comentario