ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

Quince bocatas de pólvora

sábado, 8 de junio de 2013
© Caroline

El momento no puede ser más inadecuado, dicen.

Ahora descubro lecturas abiertas de poemas, foros para jóvenes escritores 18-30 años, encuentros literarios e incluso editoriales nuevas. Cuando ya me he ido. Todo lo que no había antes, ahora existe. Cuando ya no consideran (otros) que pueda asignarme la etiqueta de "joven". Cuando las aventuras, los viajes, las rarezas y las horas ya fueron, sin escaparate de Instagram  para difundirlas. 

Aquí lo que menos les importa es la Literatura.


Aquí hasta el más tonto hace crónicas periodísticas, sin serlo.

Aquí nadie comprende nada.

Cualquier inteleZtual, a partir de dos libros publicados y en adelante, debería tener prohibido mencionar a Kafka en una sola entrevista (¿por qué esta moda extraña?) a menos que se le cortara la lengua en pedaZitos. Que FranZ se murió con la única malpublicación de un libro de relatos. 

La misma estela que voy a seguir (para romperla) malpublicando en Amazon, pero no por la Literatura sino por unos céntimos. No será suficiente para sobrevivir hasta que uno de mis libros sea el primero en salir de un puto cajón. Pero sí, y este es el motivo real, será útil para aguantar la alienación humana diaria, que oscila entre el desempleo o los trabajos basura. Es alienación toda actividad que suponga un 2% de uso de capacidad intelectual, cuando el mínimo es del 85%, 100% si se trata de escribir.

En otra vida escribí dos novelas, cuatro poemarios y un libro de relatos. En esta, en la que soy Sara M. Bernard, el reto para los próximos tres años es repetir la cifra, como si antes no hubiera existido nada. Eso sí, compensando la cantidad, 4-2 a favor de las novelas, que los versos no venden, a menos que te los robe otro con editorial asegurada y los disimule entre sus páginas como propios.


El momento no puede ser más inadecuado. Por eso es perfecto.

2 comentarios on "Quince bocatas de pólvora"
  1. La frase final te la robo. Los buenos autores plagian; los genios robamos. Los mediocres, supongo, toman prestado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti te dejo que robes, plagies o tomes prestado lo que quieras. :P

      Eliminar