ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

No me vale

martes, 17 de junio de 2014

La enésima explicación (estúpida, estúpida, estupida) tampoco me vale. Creatividad, creación, exorcizar sufrimiento con la escritura. Todas, palabras huecas. Como los títulos de los catedráticos expertos que saben de lo que hablan. ¿Qué ocurre cuando el arte es el trauma y no al revés?


Antes de que pasara todo, ya lo escribía.



Antes de sexo, drogas o rock and roll. Antes de raves
Antes de pérdidas, encuentros  y nuevas pérdidas.


Antes de enfermedades.
Antes de familias y campos perdidos.
Antes de primeros amores, decepciones, nuevos amores, encuentros.

Antes de leer historias parecidas de otros, YA LAS ESCRIBÍA.


Y después, por supuesto, de vivir mis propias versiones humanas, después ya no consigo parar.

No me vale ninguna explicación para conseguir parar.

Un primo muy lejano

Escribiendo en medio del campo (2005). Tope radical


Danza, línea, danza,
pluma danza tinta,
danza línea, ¡danza!

Comenta algo
Publicar un comentario