ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

Luna llena

martes, 3 de febrero de 2015

Crecer de manera desmesurada.
Estar a mitad. Ser egoísta. Mitad y mitad. 
Cada vez más fuerte.
¿Los Millennial qué leches son? Ah, esos. 
Eso es todo, unos y otros. Unos. Otros.

Que mucho, dice.
Que sueño, dice.



Yo no tengo puntos débiles. No tengo puntos débiles. No tengo sombras. Lo que no puedo hablar, lo escribo.

Lo que sí tengo es una jeringuilla de epinefrina, dicen, un estudio dice, un par de científicos mataos dicen, que es la sustancia que provoca que las imágenes se fijen en la memoria de manera indeleble.




Continúo la noche hasta la línea del alba y me mojo, sin querer, los pies. Congelada en segundos, hielo marino en la nariz,
hasta la orilla.
Otra vez




Comenta algo
Publicar un comentario