ESCRIBE; DESPUÉS LO PIENSAS

99

lunes, 3 de agosto de 2015














Si las puertas de la percepción se depurasen,
todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito.
Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver
todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna.










La necesidad de combinar dibujos y pinturas (y fotos, loado sea el siglo XXI) con los poemas tampoco la he inventado yo.
Lo hizo Blake.

Comenta algo
Publicar un comentario