Nuestro mundo

Llevo el móvil en la mano pero me da pereza usar el botón de foto. Trotando al ritmo de la música me aproximo a los menhires con la luz preciosa, el cielo sin una nube, verde fosforescente en los pies con alguna margarita salvaje en su sitio correcto. 
0

Tomar el sol, tomar la luna

Los grandes eventos astronómicos observables a simple vista son un imán para mi curiosidad. Y esta noche las nubes han desaparecido. Aunque no recordara la cita, en el ventanal más grande de toda la casa sólo hay superluna: frontal, gorda, silenciosa.
0

Bloqueo por "todo en la cabeza"

Seis días corrientes. Seis posts atascados que se suman, todos a la vez.
0

El post espectral

Hoy (sábado) me he despertado a las 5.55 de la mañana. A las 6 ya estaba sentada en el escritorio. El tiempo justo para calentar un café con leche en el microondas e ir al servicio a mear. Dejé el ordenador encendido la noche anterior. También tengo tabaco.
0

Un día más

Voy a hacer de tu vida un infierno...
1

El niño de la playa y las redes sociales

Las redes sociales permiten hoy que cualquier ciudadano sufra los embates de un periodista. Chocar de frente con las pruebas documentales del horror sobre el planeta; acceso a testimonios, a vídeos, a fotografías, al sonido mismo de cómo están las cosas, incluso a la retransmisión en tiempo real. Un periodista tiene que digerir todo eso, por el trabajo de otros compañeros o directamente sus ojos en el sitio, con una digestión que no termina nunca. Porque hay muchas más cosas de las que terminan por salir con difusión máxima.
0